UGT reclama al Gobierno la prórroga de la moratoria antidesahucios, que finaliza en septiembre

La Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, ha enviado en el día de hoy una carta al Secretario General de Agenda Urbana y Vivienda, Francisco David Lucas, para reclamar que se blinden algunas de las medidas implementadas en materia de vivienda durante la pandemia, de tal forma que adquieran un carácter estructural y permanente, a fin de proteger no solo a aquella parte de la población más golpeada por la Covid-19, sino también a las personas que ya presentaban dificultades en el acceso y mantenimiento de una vivienda. 

Medidas implementadas a través del Real Decreto Ley 11/2020, como la suspensión de los procedimientos de desahucios sin alternativa habitacional, como así han demandado también en numerosas ocasiones instituciones como Amnistía Internacional y la Organización de Naciones Unidas. Por su parte, el sindicato demanda también el mantenimiento de la prohibición de los cortes de suministro energético y de agua en vivienda habitual a personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad, así como la flexibilización de las condiciones de acceso al bono social.

En lo que respecta al sector del alquiler, al menos hasta que se establezca una regulación de los precios en aquellas zonas declaradas como tensionadas, es prioritario conservar indefinidamente la prórroga automática de los contratos de arrendamiento en vivienda habitual, evitando así nuevas subidas abusivas en el precio del mismo. En añadido, cabe señalar que el plazo de la moratoria, tanto del pago de los alquileres como de las hipotecas, finaliza en septiembre, por lo que urge también prorrogar dicho periodo, toda vez que la crisis sanitaria aun esté lejos de resolverse a corto plazo y la disminución o ausencia de rentas sigue persistiendo en muchas familias.

De igual forma, en relación con la Orden TMA/336/2020, por la que se modifica el real decreto aprobado por el anterior Ejecutivo para regular el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, UGT considera también necesario que debe garantizarse a lo largo de la legislatura el flujo de subvenciones a viviendas destinadas a incrementar el parque público y social, una cuestión imprescindible si tenemos en cuenta el exiguo porcentaje que representa el mismo sobre el total del parque de viviendas, situándose en apenas un 1,5%.

Por todo ello, la Secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT considera que es el momento propicio para blindar un derecho constitucional y combatir así un problema que se torna estructural y afecta a un sector importante de la población.