UGT Madrid pide que mascarillas sean subvencionadas al pasar a fase 1 y apunta "carencias sanitarias" en la región

El Secretario General de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, ha pedido este viernes a las administraciones locales o autonómicas que sufraguen el coste de las mascarillas "de uso obligatorio" al pasar la Comunidad a la fase 1 de la desescalada, y ha indicado que la región tiene "serias carencias sanitarias" que esperan "se vayan solventando".

Tras manifestar su satisfacción por el paso de fase, Reillo ha pedido a los ciudadanos "que sean responsables en sus salidas, pues podrán estar en terrazas al 50 por ciento, ver a familiares o grupos de hasta 10 personas, y también viajar dentro de la Comunidad". "Nos alegramos", ha apuntado.

Si bien, ha hecho mención a las "serias carencias sanitarias" que aún mantiene la Comunidad y las cuales esperan que "se vayan solventando en las próximas semanas".

"Las mascarillas de uso obligatorio deberían ser sufragadas o subvencionadas por administraciones locales o autonómicas, porque para un trabajador o trabajadora puede suponer un desembolso de más de 30 euros al mes", ha expresado.

UGT Madrid viene reclamando medidas de protección frente al contagio en el ámbito laboral y con especial insistencia en relación con la protección que requieren los trabajadores y trabajadoras que están en una mayor o potencial exposición a la infección del coronavirus COVID-19.

Del mismo modo, consideramos que estas medidas preventivas son especialmente necesarias en el transporte público en una ciudad, como es Madrid, donde los movimientos de personas y la necesidad de movilidad obliga a miles de ciudadanos a tener que trasladarse de un lugar a otro, principalmente por motivos relacionados con el trabajo.

Desde el Gobierno Regional, por otra parte, se insiste en reclamar al Gobierno de la Nación el pase a la fase 1 de la desescalada de las medidas de lucha contra la pandemia, especialmente en lo referido al confinamiento y reactivación económica.

Esta desescalada, pendiente de la decisión final de las autoridades sanitarias en relación a la situación de nuestra Comunidad Autónoma de Madrid supone, de cara al futuro inmediato, un factor de riesgo en cuanto al aumento de los contagios y sus fatales consecuencias, que especialmente los madrileños y madrileñas hemos padecido trágicamente durante las últimas semanas.

Todo ello invita a la máxima prudencia y a adoptar medidas de prevención para evitar nuevos contagios y, lo más importante, fallecimientos por esta causa.

En este sentido, UGT Madrid considera que, el uso obligatorio de mascarillas en lugares cerrados y en los espacios públicos cuando no se puedan garantizar las distancias recomendadas de seguridad entre personas, es una medida acertada y oportuna por parte del Gobierno.

Pero consideramos que el coste de las mascarillas, si se usan de acuerdo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias, supone para la ciudadanía, en especial para los trabajadores y trabajadoras con ingresos más reducidos, familias con personas dependientes y amplios colectivos en situación de vulnerabilidad, un coste que en muchos casos no se pueden permitir. (el gasto por persona puede sobrepasar fácilmente los 30 euros mensuales y no digamos en unidades familiares de 2, 3 y 4 personas).

Por todo ello, desde UGT-Madrid instamos al Gobierno Regional y a la Consejería de Políticas Sociales, Familias, Igualdad y Natalidad, para que impulsen medidas de apoyo para dar acceso a mascarillas, especialmente a personas y familias vulnerables de la Comunidad Autónoma, considerando que esta medida tiene que adoptarse de manera urgente y con criterios no restrictivos en cuando al número de beneficiarios, en la consideración de que “preservar la salud individual garantiza la salud colectiva”.