UGT exige seguridad en las condiciones de trabajo en el Transporte Sanitario ante posibles rebrotes

Cuando parece que entramos en una “nueva normalidad”, es el momento de denunciar públicamente las condiciones de trabajo del personal de Transporte Sanitario durante la pandemia.

La falta de previsión y la incapacidad de algunas empresas del sector, han podido producir cientos de contagios entre trabajadores y usuarios. Han sido nefastas las medidas de protección durante toda la crisis sanitaria del COVID-19, en algunos casos inexistentes. Los trabajadores denuncian que han sufrido la falta de monos, mascarillas, guantes y gafas en muchos momentos y exponen que no se han desinfectado las ambulancias y materiales de forma correcta, pero también quieren denunciar que se han podido producir traslados colectivos con posibles contagios COVID-19 sin que los trabajadores hayan tenido conocimiento de ello. Todo esto ha sido consecuencia de la mala gestión de algunas empresas, que han hecho caso omiso a las medidas que el Ministerio de Sanidad ha marcado como mínimas para la contención de la pandemia.

Creemos que muchos contagios se hubieran evitado si se hubiesen cumplido todas las normativas en cuanto a las medidas de protección y contención de la pandemia.

Los delegados de prevención y representantes de los trabajadores han luchado durante toda la pandemia para que se cumpliera la normativa, en primera instancia intentando dialogar con las empresas, algo prácticamente imposible y posteriormente denunciando los hechos en la ITSS. A pesar que la resolución de los inspectores ha sido positiva, muchas empresas han seguido haciendo lo que han querido.

Ante un posible “rebrote”, y después de saber las posibles consecuencias si se vuelven a extender los contagios, no sería de recibo que las empresas no estuvieran preparadas y se volviesen a producir estos hechos, porque ahora ya sabemos lo que hay que hacer para proteger a trabajadores, usuarios y cómo colaborar en la contención de la pandemia.

UGT tiene prevista una concentración, el sábado 27 a las 12:00 horas en la Puerta del Sol, para denunciar las pésimas medidas de protección durante la pandemia y para exigir que las empresas proporcionen a los trabajadores todas las medidas que la ley exige para evitar contagios, ya que hablamos de lo más importante que tenemos, LA SALUD, y con eso no se juega.