UGT denuncia que no es admisible que 66 trabajadores mueran por ganarse la vida

Según los datos oficiales facilitados por Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo, los accidentes laborales en octubre han sido 71.940, de los que 51.049 han sido en jornada laboral y 13.891 en el trayecto de ida y vuelta al trabajo o “in itínere.”

Un primer dato señala que los accidentes laborales están aumentando en la Comunidad de Madrid de manera muy preocupante. La variación del índice de incidencia de los accidentes en jornada laboral de octubre respecto al mes de septiembre de 2021, ha experimentado un incremento en los accidentes mortales de un 6,55% y en los accidentes graves del 1,45%.

En nuestra Comunidad Autónoma, en el mes de Octubre, han perdido la vida 8 trabajadores, de los que 5 trabajaban en el sector de Construcción, que es junto con el de Servicios con 2 fallecidos y uno más de Industria.

Analizando las causas de estos fallecimientos: 1 accidente mortal en Industria por quedar atrapado; 5 en Construcción por golpe con objeto que cae, por quedar atrapado, resultado de una caída y los otros dos por Patologías no traumáticas (PNT) o derrames, infartos, etc. En Servicios los dos accidentes mortales se han debido 1 a sufrir una PNT y el otro a consecuencia de un accidente o “en misión” o en el desempeño de su trabajo en coche.

FUERTE INCREMENTO DE LOS ACCIDENTES LABORALES RESPECTO A 2019 SIN EFECTO COVID

En la Comunidad Autónoma de Madrid, en los 10 meses transcurridos del presente año, han perdido la vida 66 trabajadores y trabajadoras por accidentes laborales.

Un número de siniestros mortales que supone un incremento respecto a lo ocurrido en el mismo periodo de 2019, donde se registraron 55 fallecimientos.

Preocupa además al Sindicato los accidentes en jornada laboral, que han pasado de 35 en 2019 a 56 muertes en 2021. Un aumento marcado claramente por el fuerte incremento de los accidentes mortales en el sector servicios (17 en 2019 a 38 en 2021) aunque también aumentan en construcción e industria.

Además, los accidentes mortales por patologías no traumáticas (infartos, ictus en el ámbito laboral) han pasado de 20 en 2019 a 31 en 2021. Un dato que pone el foco sobre nuestras denuncias respecto al deterioro de la salud de la población trabajadora en nuestra Comunidad Autónoma.

También suben los accidentes graves: en 288 accidentes graves en 2021 frente a los 277 registrados en 2019 con un fuerte aumentos de los accidentes graves en la Construcción (77 en 2019 y 97 en 2021).

Hasta octubre se han perdido 66 vidas en la población trabajadora, si lo comparamos con el mismo período de 2019, cuando aún no estábamos en situación de pandemia y por tanto no se había reducido la actividad laboral, observamos un gran incremento de los accidentes en jornada laboral respecto a 2021.

Aumentan los accidentes graves que sufren las mujeres en la postpandemia

UGT quiere remarcar, con preocupación, el aumento de los accidentes graves que han sufrido las mujeres trabajadoras.  A lo largo de 2021 (enero-octubre) se han registrado 84 accidentes graves (41 en el sector servicios). Este dato contrasta con los 55 accidentes graves que se registraron en 2019 de los cuales 27 fueron en este sector.

COVID-19

Otra de las causas de los accidentes mortales es el contacto de sustancias inhaladas o ingeridas (por ejemplo, la COVID-19), que se ha llevado por delante la vida de trabajadores y trabajadoras de los subsectores sanitarios y sociosanitarios y de Servicios que, según las cifras oficiales recibidas, han sido 2 los accidentes mortales por esta causa, y 3 los graves de los 2.254 desde 2020.

Susana Huertas Moya, Secretaria de Salud Laboral de UGT Madrid: señala: “La prevención de riesgos laborales no debe estar en un segundo plano en las empresas, hablamos de seguridad y de salud y por tanto de vidas a las que no se les pone precio”.

Y añade “La salud laboral no se vende, sino que se defiende, cumpliendo la Ley de Prevención de Riesgos Laborales de los que participan en la seguridad y salud en los centros de trabajo, como son la empresa/Administración, como marca la Norma, invirtiendo en prevención”.  

Susana Huertas ha manifestado que “es necesaria una mayor dotación de recursos a la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, tanto humanos como materiales, en línea con lo establecido por el Marco Estratégico de la UE 2021-2027, alcanzando la ratio de un inspector por cada 10.000 trabajadores según la recomendación de la OIT".