UGT denuncia que la Comunidad de Madrid mantendrá cerrados los SUAPs durante 2022

Entre los objetivos que cada año incluye la Consejería de Sanidad en el programa del SUMMA 112 se encuentra impulsar actuaciones tendentes a mejorar las condiciones de confort y accesibilidad de los ciudadanos a los servicios sanitarios”, un propósito incompatible con el recorte en infraestructuras y servicios que se ponen a disposición de los ciudadanos, más concretamente con el cierre definitivo de los SUAPs.

El proyecto de presupuestos de la Comunidad de Madrid para el ejercicio 2022 han suprimido de las actividades del SUMMA 112 las consultas urgentes en los SUAPs.

Además, ha eliminado el gasto para la reposición o mejora de edificios, así como el gasto destinado al mantenimiento y a la vigilancia de estos centros. leste que está valorando la viabilidad de cada centro, es una cuestión decidida hace tiempo.

Igualmente, UGT Madrid considera una falacia que la falta de los SUAPs se vaya a suplir con una mayor actividad domiciliaria, ya que, los dispositivos móviles que dispondrá el SUMMA 112 en 2022 son los mismos que durante 2019, tan sólo se contemplan 2 UVIs.

Tampoco se producirá un incremento de la actividad domiciliaria con recursos ajenos, ya que los presupuestos asignados al transporte sanitario concertado son los mismos que en 2019.

El cierre de los servicios de urgencias de atención primaria no es una estrategia nueva en los gobiernos del Partido Popular. Ignacio Echaniz, exconsejero sanidad de la Comunidad de Madrid y de exconsejero de sanidad y asuntos sociales de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, lo intentó en esta última comunidad, debiendo rectificar ante las protestas de los ciudadanos y de los propios ediles de los municipios afectados.

Precisamente por ello, desde UGT Madrid queremos poner de manifiesto que la falta de transparencia que sigue manteniendo el Gobierno Regional en esta cuestión, no van a evitar las protestas y movilizaciones ciudadanas y sindicales en defensa de la reapertura y mantenimiento de estos centros.

UGT Madrid considera deleznable la supresión de estos servicios sanitarios, que dificultan el acceso a la atención sanitaria urgente, sobrecargan las urgencias hospitalarias, las consultas de atención primaria, y sobre todo, ponen en riesgo la salud de los madrileños.