UGT demanda a las empresas que asuman sus responsabilidades en la brecha digital de género

•    La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores exige que las patronales y las compañías dejen de eludir responsabilidades y tomen medidas para paliar este agravio, empleando la negociación colectiva como vehículo corrector.

•    El Sindicato denuncia que el mal proceder en materia de género ha llevado a que España presente una de las brechas digitales más grandes del mundo y recuerda que las empresas están obligadas a negociar planes de igualdad.

•    La subrepresentación de la mujer en puestos TIC está agravada tanto por los estereotipos sociales como por la falta de políticas de igualdad.

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, una de las principales abanderadas en la lucha contra las desigualdades entre géneros (tanto en España como en la UE), denuncia que España continúa a la cola de la erradicación de las brechas digitales de género debido a fallos en los sistemas educativos y a la inexistencia de políticas correctoras, así como de una toma de responsabilidad por parte del empresariado español. Todo ello, subraya, permite que siga plenamente vigente una amalgama de estereotipos sociales y culturales que contribuyen a la exclusión de las mujeres en el ámbito de las TIC.

El sindicato, ante esto, insta a las empresas a no señalar a terceros para evadir sus responsabilidades y a llevar a cabo una sincera y rigurosa autocrítica para así combatir estas profundas desigualdades. Defiende, con respecto a esto, que patronales y compañías deben dejar de ampararse en los estereotipos sociales o en la falta de estudiantes STE, pues solo contribuyen a perpetuar el mal proceder que ha provocado que España presente una brecha salarial del 19% en el sector de Información y Comunicaciones. Por todo ello, UGT reclama la negociación de unos planes de igualdad realmente inclusivos que contribuyan a cerrar la brecha salarial y que instauren auténticas políticas de corresponsabilidad.

Solo de este modo, defiende la organización sindical, se acabará por cerrar la brecha digital de género de tipo social (la de acceso a las nuevas tecnologías) y se podrá abordar la laboral (la de uso y aprovechamiento de ese acceso), que todavía está lejos de cerrarse.

La brecha digital de género laboral evidencia graves carencias en materia de igualdad

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores, en este ámbito, hace hincapié en que las diferencias entre géneros son absolutamente inadmisibles, pues la subrepresentación de la mujer en puestos TIC es tal que menos de 20% de los puestos de trabajo especializados en nuevas tecnologías están ocupados por mujeres, lo que sitúa a España en el puesto 16 de la UE27 (con un porcentaje similar al de 2006). Además, únicamente el 6% de todas las empresas españolas muestran paridad de género en la conformación de sus equipos tecnológicos.

Otros datos que el sindicato subraya para ilustrar los mínimos avances en esta materia son la brecha salarial de género en el sector de Información y Comunicaciones, que continúa en cifras idénticas a las de 2014 (19%); la discriminación el trabajo, pues el 62% de las mujeres de la industria digital declaran haber sufrido discriminación en 2019 (un 16% más que el año anterior); la tasa de abandono de las tecnólogas por maternidad, que es de un 43% (frente al 23% entre los hombres); el mayor número de horas trabajadas a la semana, de 42 horas (frente a las 11 de media en el resto de sectores); la expulsión del mercado laboral, puesto que 30 años después de finalizar su formación las mujeres tienen la mitad de probabilidades que los hombres de seguir trabajando como ingenieras o informáticas; y la falta de políticas de igualdad en las empresas, pues en España las empresas ni tienen planes de igualdad actualizados ni se ha hecho la obligatoria evaluación de Brecha Salarial que exige el nuevo reglamento.

► Audio valoración de Cristina Antoñanzas, vicesecretaria General de UGT