UGT asegura que el nuevo Hospital Isabel Zendal va a deteriorar la atención asistencial

Desde UGT-Madrid rechazamos que se mermen las plantillas de hospitales y de atención primaria de personal, ya que son necesarios para de la normalidad asistencial en ambos niveles de la atención sanitaria.

Según la Comunidad de Madrid el nuevo hospital Isabel Zendal va a permitir recuperar la normalidad de la actividad asistencial con pacientes que no tienen coronavirus.

Para ello, la dotación de profesionales se realizará con profesionales que ya prestan sus servicios en los centros públicos del SERMAS, quienes seguirán percibiendo sus salarios de los centros de origen cuando presten su actividad asistencial en este hospital.

Para UGT, lo que es incuestionable, es que no va a servir para el objetivo anunciado por el Gobierno Regional de reducir la presión asistencial de los hospitales madrileños si se mantienen las plantillas mermadas.

La demanda asistencial ni se reducirá ni se mantendrá, porque la demora de los pacientes en espera de una consulta o intervención quirúrgica se ha incrementado y, por tanto, la recuperación de la normalidad exige mayor actividad asistencial a la habitual.

Y menos si no se garantiza el mantenimiento del número de profesionales que puedan ser trasladados al nuevo hospital Isabel Zendal, lo que de momento también ha sido descartado por la Consejería de Sanidad.

UGT recuerda que, actualmente, la mayor urgencia asistencial en atención especializada se encuentra en las UCIs. Apenas han reducido su ocupación un 6,7% desde su ocupación máxima durante esta segunda ola y las 48 camas que podrá disponer este hospital no son suficientes para disminuir significativamente la presión asistencial existente.

El Sindicato denuncia que la recuperación de la normalidad en Atención Primaria se ha convertido en una cuestión de salud urgente. la situación es crítica, con enfermos crónicos que llevan más de 7 meses sin poder tener un mínimo seguimiento de sus patologías.

Por último, esta propuesta de la Consejería de Sanidad no contempla la vuelta a la normalidad asistencial del SUMMA 112, lo que contribuiría a mejorar la atención sanitaria de los enfermos no COVID y a reducir la presión asistencial en las urgencias de los hospitales.

UGT recuerda que la nueva normalidad pasa por eliminar las enormes filas de pacientes en las puertas de los centros de Atención Primaria, pasa porque se atiendan las llamadas telefónicas, que se pueda gestionar una cita de forma telemática y que la red no esté colapsada.

La vuelta a la normalidad pasa también porque el médico de Atención Primaria pueda atender en un máximo de 48 horas las citas ordinarias, que a las personas mayores las vea su médico, que los pacientes crónicos tengan sus revisiones en su momento y no se dejen para más tarde, la nueva normalidad pasa por una buena atención a los pacientes no covid y eso se hace con medios no jugando a quito de aquí pongo allí.

Finalmente, sería conveniente saber si las empresas concesionarias de los hospitales de Villalba, Torrejón, Rey Juan Carlos, Infanta Elena o Fundación Jiménez Díaz también aportarán profesionales a este hospital, corriendo con los gastos de salarios, o si, aunque no aporten personal, si se beneficiarán del traslado de sus pacientes a estas instalaciones. Esto de la dotación del personal es un punto de lo más turbio.