UGT apoya la iniciativa #YoAcojo Bienvenidas refugiadas afganas

El sindicato reclama a la UE que cumpla la Convención de Ginebra y la normativa internacional de derechos humanos

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores se une a las peticiones de la iniciativa #YoAcojo para el establecimiento de vías legales y seguras para que las mujeres afganas y todas las personas que por una razón u otra puedan encontrarse en peligro tras la toma del poder por los talibanes, puedan llegar a la Unión Europea.

La UE se encuentra de nuevo, en la encrucijada de afrontar una crisis humanitaria en sus fronteras y la respuesta no puede ser la misma que en el caso de la guerra de Siria. La inacción, la falta de solidaridad entre los países de la UE y de la propia Unión, la abierta vulneración del derecho de asilo por parte de algunos países o la externalización de las fronteras exteriores de la Unión pagando a terceros países para que contuvieran el flujo de personas, nos dejaron imágenes que no pueden volver a repetirse, generando una crisis de los valores fundacionales de la Unión de la que fueron víctimas, en primer lugar las personas en busca de asilo, pero también el conjunto de la ciudadanía europea .

En este sentido, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha manifestado que “Debemos acoger y cuidar a todas las refugiadas que huyen de la barbarie en Afganistán, especialmente mujeres y niñas con sus derechos y sus vidas en jaque. Nuestro país no puede mirar para otro lado”.

Más allá de las personas que afortunadamente están llegando con los vuelos de repatriación, es preciso comenzar a prepararse para un éxodo que parece inevitable y que no contará con esas facilidades para llegar a territorio europeo; una huida en la que  mujeres, niñas y niños serán, como ocurre siempre en las rutas migratorias no regulares, las personas más vulnerables. Es preciso no solo prever esta circunstancia estableciendo corredores humanitarios, sino garantizar una acogida integral y segura para quienes huyen de un régimen que niega derechos y condena a la invisibilidad, a la no existencia, a mujeres y niñas. No serán ellas las únicas víctimas de un régimen nacido de acciones en las que Occidente tiene responsabilidad. 

Por ello UGT se une a #Yo Acojo exigiendo que la Unión Europea y todos sus Estados Miembros, asuman su responsabilidad y comiencen a preparar de manera preventiva una acción coordinada que  garantice el derecho de asilo y la acogida humanitaria de las personas que están siendo evacuadas por su colaboración con los diferentes Estados Miembros, pero también de quienes sin duda les seguirán huyendo del régimen talibán. Ni España ni el resto e la Unión pueden volver a sepultar bajo el mal utilizado concepto de crisis migratoria lo que sin duda será una huida para conservar la vida o para que recuperar  la dignidad de esta. Hace años vimos como las mujeres afganas desaparecían detrás de los burkas, dejaban de existir para el mundo. El compromiso de la Unión General de Trabajadoras y Trabajadoras con el feminismo, con los derechos humanos, y con la paz nos lleva a exigir al Gobierno y a exigirnos a nosotras mismas y a la sociedad española que no volvamos a fallar.