UGT alerta sobre el pliego del servicio de limpieza del Aeropuerto Adolfo Suárez

AENA ha sacado a concurso el servicio de limpieza del  Aeropuerto Adolfo Suarez, Madrid-Barajas. Este pliego adjudicará dicho servicio por un plazo de un año, con dos de posible prórroga, y en el mismo se recoge una reivindicación tradicional de UGT, la inclusión de un número de trabajadores y trabajadoras para realizar el contrato, a pesar de mantener el sistema de subasta electrónica para su adjudicación.

Pero al leer con detenimiento las claúsulas nos encontramos con la número 46 que incluye la suspensión del contrato que la propia AENA se reserva de modo unilateral, de manera que pueda realizar un pago del servicio proporcional a la actividad aeroportuaria con motivo de la pandemia provocada por la Covid 19, es decir crea una inseguridad en el mantenimiento de los puestos de trabajo al reducir la facturación de las empresas por el servicio prestado. Obviamente la pregunta que nos hacemos es ¿qué sucedería en caso de reducir la facturación de modo que “sobren” un número equivalente de trabajadores? Las empresas se verían forzadas a acometer medidas de recorte de los puestos de trabajo en forma de ERTE, en el mejor de los casos o, incluso, de ERE.

Esta cláusula viene a desregular los contratos de manera que la pretensión de AENA es que los recortes que, unilateralmente no olvidemos, puede introducir en este servicio termine sufragándolo el SEPE, es decir, pagándolo entre todos.

Además, sitúa a los trabajadores en la situación, que creíamos olvidada, de encontrarse al albur del empleador para decidir quién “merece” trabajar y quién no, y esto con la aquiescencia de AENA que, mientras pretende retrotraer a los trabajadores a tiempos oscuros mermando sus derechos, reparte beneficios entre sus accionistas.

Desde la FeSP UGT Madrid, ponemos de manifiesto que emplearemos todos los medios a nuestro alcance para que esta tropelía que pretende realizar AENA, más propio de adalides del neoliberalismo, tipo administración Trump, no se lleve a efecto y con ello garantizar el mantenimiento de los puestos de trabajo y de los derechos que con tanto sudor y esfuerzo han conquistado los trabajadores y trabajadoras.