UGT alerta sobre el estancamiento de la economía en Madrid

UGT ALERTA SOBRE EL ESTANCAMIENTO DE LA ECONOMÍA EN MADRID
EL MES DE ENERO MUESTRA LOS EFECTOS DE LA ESTACIONALIDAD Y LA DESIGUALDAD DEL EMPLEO

De las 350.606 personas que buscan empleo en la Comunidad de Madrid, 6 de cada 10 (58%) son mujeres, aumentando la brecha este mes.
Este aumento del paro era previsible, porque es algo que pasa cada año en los meses de enero. Aumenta el paro por los despidos en el sector servicios después de la campaña de invierno, pero desde 2012 (hace 8 años) no había números negativos en la contratación anual. El final de la campaña en el comercio y la reducción del consumo en hostelería hacen que estas ramas de actividad sean las que más incrementan el desempleo.
El aumento del paro anual no se producía, en un mes de enero, desde 2014, concretamente ha aumentado en comparativa anual en 143 personas. Prácticamente tenemos el mismo nivel de desempleados que en enero de 2019.
Este mes se han firmado 9.777 contratos menos que en enero del año pasado. Esta situación es preocupante porque significa que se está reduciendo la necesidad de trabajadores y trabajadoras.
A pesar de que en este mes hay 216.604 contrataciones, 8 de cada 10 contratos son temporales, 4 de cada 10 son contratos a tiempo parcial, 3 de cada 10 tienen una duración inferior a seis días y 4 de cada 10 son contratos con una duración inferior a un mes.
Esta situación de temporalidad y desigualdad se ha disparado, sobre todo, a partir de la Reforma Laboral de 2012 que ha expulsado del mercado laboral a las personas más vulnerables, sobre todo mujeres, y que solo ha conseguido que la contratación sea temporal, a tiempo parcial y vinculada a campañas en el sector servicios.
Estos datos ratifican que es necesario derogar las Reformas Laborales, que no han resultado efectivas para crear empleo y han degradado las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras. UGT reclama la derogación para devolver los derechos de los trabajadores y empezar a crear empleo de calidad.
Es muy importante cambiar la economía madrileña hacia el empleo verde, que podría crear entre 3.000 y 4.000 puestos de trabajo directos y hasta 7.500 empleos indirectos; hacia la economía circular y una industria más innovadora y, para hacer esa transición económica, hay que diseñar muy bien la formación para el empleo.