Sería una irresponsabilidad la apertura de los centros educativos sin consenso de profesorado y comunidad educativa

El Sector de Enseñanza de FeSP de UGT Madrid ha remitido una carta al Consejero reclamando, una vez más, la convocatoria urgente de Mesa Sectorial para abordar el final de curso 19/20 y  consensuar un Plan de regreso a las aulas para el curso 20/21 así como las medidas de seguridad  que  deben  acompañarla,  y  otras  muchas  cuestiones  que  en  este  momento  preocupan  al  profesorado y a la comunidad educativa.  

Para UGT resulta inconcebible que, en estos momentos, en que tantas dudas se plantean y que tan necesaria es la colaboración y el consenso, siga sin convocarse Mesa Sectorial de Educación que  permita resolver la incertidumbre con que se va a abordar el fin de curso y el inicio del siguiente. 

Por ello, ha enviado una carta al Consejero en el que plantea las siguientes cuestiones:

  ‐ La valoración del proceso de enseñanza/aprendizaje durante el  período de confinamiento.

 ‐ Cómo abordar el fin de curso 2019/20. 

‐ Medidas  preventivas,  en  el  momento  en  que  se  abran  los  centros  educativos,  para  garantizar  la  salud  de  la  comunidad  educativa

¿quiénes van a incorporarse? ¿de qué forma se van a  organizar para guardar las prescriptivas medidas de  seguridad?  ¿Cómo van a influir los cambios organizativos en el profesorado?  ¿Cómo  garantizar  las  medidas  de  seguridad  de  los  más  vulnerables? Etcétera.

  ‐ Proceso  de  admisión  y  matriculación  general,  de  los  Ciclos  Formativos, la Formación Profesional Básica y las Enseñanzas de Régimen Especial: fechas, lugares, procedimientos

  ‐ Realización  de  las  pruebas  de  Acceso  a  FP  y  Enseñanzas  de  Régimen Especial, pruebas libres de adquisición de los títulos de  FP. 

  ‐ Plan de la Consejería para el mes de julio.

Indudablemente, éstas son solo algunas de las incógnitas que se plantean al sistema educativo madrileño y que esperamos poder consensuar, como representantes legítimos del profesorado, con la Administración y con la comunidad educativa, siempre en función de la progresión y recuperación sanitaria de nuestra Región.

Han de tener en cuenta que somos los profesionales madrileños quienes, con gran esfuerzo y sin recursos suficientes, estamos llevando a cabo el proceso educativo en una situación de verdadera excepcionalidad y para la que el sistema educativo madrileño no estaba preparado, Por ello esperamos proceda a convocar, de manera urgente, a la Mesa Sectorial de Educación para consumar dicho Plan y dar respuesta a las numerosas cuestiones que se nos plantean.