Repunte de contagios en los centros educativos madrileños

UGT se muestra extremadamente preocupada por la falta de medidas del Gobierno Regional y su Consejería de Educación respecto a la actual situación epidemiológica de nuestra Comunidad y la situación de los centros educativos y pide a la Administración que actúe de forma inmediata y contundente ante la expansión de la Covid y su incidencia en el sector.

Teniendo en cuenta que el día 27 de enero la Consejería de Educación indicaba que eran 12.051 alumnos afectados y 357 aulas confinadas, con un aumento de un 175% en tan solo cinco días, y ello a pesar de que las aulas se abrieron el 18 de enero, los datos que está aportando la Administración, a nuestro juicio, están desfasados y no responden a la situación de riesgo que estamos detectando en nuestras visitas a los centros y los contactos con el personal docente y no docente, las direcciones y, en su conjunto, la comunidad educativa. El día 2 de febrero, la Consejería ya elevaba el número de alumnos afectados a 25.540 y 1.025 aulas confinadas, lo que supone un 1,89% de incidencia sobre el total de alumnado, cuando la media en España es de 1,2%. Pese a estos datos, el Gobierno Regional no los considera alarmantes ni tiene en cuenta que el alumnado es un grupo de población que en la mayoría de los casos es asintomático y, especialmente, la población de 15 a 24 años. 

Por ello, desde UGT consideramos que es necesario llevar a cabo, al menos, las siguientes medidas: una inspección inmediata de la situación de los centros educativos realizada por expertos en materia sanitaria; una revisión de los Protocolos Covid para enseñanza; un cribado masivo de la comunidad educativa, con realización de PCR que permitan conocer su situación real; la adquisición de mascarillas FFP2 para los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza; la inmediata sustitución de las bajas por enfermedad y la recuperación de los refuerzos Covid; medidas que impidan al personal vulnerable la exposición al virus; la bajada de ratios en las etapas educativas donde no se ha producido (Escuelas Infantiles, Escuelas Oficiales de Idiomas, Enseñanzas Artísticas, Educación de Personas Adultas); cumplimiento de la Ley de Protección de Riesgos Laborales y convocatoria inmediata de los Comités de Seguridad y Salud Laboral; inclusión del personal de centros educativos entre el personal de riesgo en el calendario de vacunaciones, ya que son trabajadores y trabajadoras esenciales, y que la vacunación se realice lo antes posible.

Hay que tener en cuenta que gran parte de estas medidas debían haberse tomado antes del inicio de curso y otras no han llegado a funcionar correctamente, como la coordinación con Salud Pública y la toma de decisiones sobre confinamiento, como UGT viene demandando desde hace tiempo.

Partiendo de la base que, desde UGT siempre defendemos la presencialidad en la enseñanza en todos los niveles y etapas educativas como garantía de la igualdad de oportunidades y de la calidad de la enseñanza madrileña, consideramos que, si tras la valoración por expertos de la situación y la revisión de los Protocolos así se evidenciase, debería valorarse la entrada en el Escenario 3 de la Covid-19 para centros educativos, para lo que resulta indispensable la negociación urgente del teletrabajo en la docencia.

UGT considera imprescindible y urgente estas actuaciones, lo contrario solo puede calificarse de irresponsabilidad, cuya única explicación sería de carácter partidista, implicaría una negligencia por parte del Gobierno y manifestaría que su prioridad no es la ciudadanía a la que se debe, les vota y les paga y les hacemos responsables de las consecuencias que para la salud pública pueda tener en la comunidad educativa.