Reorganización de efectivos SUMMA112 ó ¿Nueva desorganización?

UGT en defensa de los trabajadores del SUMMA112 y de los madrileños, vuelve a exigir la REAPERTURA INMEDIATA DE LOS 37 SUAPS que tiene cerrados la Comunidad de Madrid desde hace más de dos años. Ésta es nuestra postura y lucharemos por ella junto a la ciudadanía y profesionales del SUMMA112 para conseguirlo.

Tras la reunión de la Mesa Sectorial Extraordinaria, que ha sido convocada con fines únicamente publicitarios, dando toda la información previamente a los medios como ya nos tienen acostumbrados, nos encontramos que en vez de abrir una negociación, pretenden usarnos como altavoz político y con ello, convencer a los ciudadanos de Madrid de su buena gestión, cuando realmente sigue siendo el fracaso de los recursos sanitarios públicos sin precedentes.

Los 40 SAR de los que hablan llevan años funcionando, cada vez con más problemas de personal y recursos que la Consejería conoce y no resuelve. No son una novedad.

En las últimas semanas han dado muestras una vez más de esta mala gestión. Realizado un nuevo traslado forzoso de los trabajadores de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) al Zendal sin que hubiera ninguna necesidad asistencial. O empleando trabajadores de Summa112 para solucionar problemas de las empresas privadas contratadas para el transporte sanitario programado, en lugar de hacerlas cumplir los términos del contrato y dejando que los pacientes que necesitan estas ambulancias sigan sufriendo su mal funcionamiento diario.

Anuncian que abrirán un pequeño número de SUAPs apenas 10 de los 37, y un numero añadido de dispositivos SIN PERSONAL MÉDICO, otros 7, modelo que parece quieren poner de moda y con idéntico procedimiento al publicado días atrás en Atención Primaria. En él se indica, que cuando acuda un paciente por un proceso de urgencia, la solución será llamar a las unidades móviles del SUMMA112, que ya de por sí están sobrecargadas y con déficit de personal. Con los SUAPs cerrados, sin médicos en el SUMMA112 ni en Atención Primaria, el resultado será un colapso de todo el sistema sanitario y con graves consecuencias para los madrileños y profesionales.

Los profesionales están huyendo de las políticas sanitarias de la Comunidad de Madrid. No quieren trabajar bajo unas condiciones que comprometen tanto su seguridad, como la de los pacientes a los que atienden. En UGT llevamos años advirtiendo a la Comunidad de Madrid de las malas condiciones laborales que están sufriendo los trabajadores y no ha tomado decisiones necesarias para evitar esta situación. Las consecuencias de su mala gestión las pagaremos los trabajadores del SUMMA112, del SERMAS y todos los madrileños.

Las medidas que han puesto sobre la mesa una vez más ignoran las necesidades de la población el desprecio de los profesionales, y van en contra de lo que entendemos que debe ser una atención sanitaria segura y de calidad. Dan a entender de forma propagandística un aumento de dispositivos en cuanto a la realidad actual, cuando en realidad se trata de un recorte intolerable de la asistencia sanitaria de los madrileños. Poniendo a los profesionales contra las cuerdas y tensionando aún más un sistema sanitario que ya de por sí hace aguas. Por lo que desde UGT manifestamos nuestro absoluto rechazo a las nuevas medidas y exigimos a la Comunidad de Madrid que actúe de forma responsable y abra de inmediato la totalidad de los SUAP con todos sus recursos para evitar el colapso sanitario y la correcta atención de todos los ciudadanos.