Nuestra propuesta salarial es razonable, ajustada y bien argumentada

El Secretario General de UGT, Cándido Méndez, ha señalado que la propuesta salarial de las organizaciones sindicales “es muy ajustada, bien argumentada y los crecimientos salariales que se plantean son razonables y perfectamente asumibles por las empresas de nuestro país”.

Por ello, “ni me gusta la propuesta de la CEOE ni el tono ni los calificativos que se han utilizado para presentarla. No ayuda a la negociación que se tilde de ridículo vincular los salarios al IPC o establecer una cláusula de revisión, ni es muy lógico hablar de recuperación y cuando hay que trasladarla a los sueldos se diga que las empresas no están para grandes fiestas. Ni el tono ni los argumentos me parecen acertados a estas alturas de la negociación”. 

Cándido Méndez ha realizado estas declaraciones previas a la celebración de la XX Edición de los Premios “8 de marzo”, donde ha señalado que también le ha sorprendido “que se rechace sin matices ni argumentos el planteamiento de recuperar la ultraactividad de los convenios, cuando hay una sentencia del Tribunal Supremo apoyando esta posición y cuando la propia patronal veía lógico y razonable hablar de ultraactividad”.

“Llamamos a la patronal a recuperar la negociación cuanto antes y poder buscar el cierre de un acuerdo en los términos que planteamos, que son muy razonables y muy asumibles”. 

Si no hay un acuerdo, Cándido Méndez ha señalado que sería “un fracaso, porque el contenido de la mayoría del acuerdo está prácticamente cerrado. La situación es difícil pero también lo fue anteriormente y los acuerdos a los que llegamos entre 2012 y 2014 han sido, probablemente, la mejor carta de presentación de la economía española en los escenarios internacionales”.

“Este acuerdo contribuiría a mejorar las potencialidades de recuperación de la economía española, que sería un destino más atractivo para los inversores, pero no puede ser un acuerdo cualquiera”.

En este sentido, “resulta sorprendente que la posición de la patronal sea bastante más conservadora que lo que dicen los propios empresarios, como las declaraciones que hemos conocido hoy de un empresario muy importante de la distribución alimentaria, que dice que hay que impulsar buenos sueldos. Me da la impresión que hay una falta, no sé si de coordinación o de sintonía, entre lo que piensan muchos empresarios y lo que en este momento mantiene la patronal”.