No se trabaja para morir

De enero a julio, 54 víctimas laborales mortales

En primer lugar, expresar el apoyo de UGT al dolor que sufren las familias y compañeros de las víctimas que han perdido su vida en el trabajo.

Los datos de siniestralidad laboral de la Comunidad de Madrid referentes al mes de julio y, lo que llevamos de año, reflejan la realidad de lo que está ocurriendo en la seguridad y salud de las empresas de nuestra Comunidad.

Según las cifras oficiales, en julio han perdido la vida 8 trabajadores en la Comunidad de Madrid. De los que 6 se han producido en jornada laboral y 2 en el trayecto de ida y vuelta al trabajo.

Por Sector de Actividad, continúa siendo Servicios el sector más castigado por la siniestralidad laboral con 3 víctimas mortales, seguido del de Construcción con 2 trabajadores muertos y el de Industria con 1 fallecido.

La forma en que se han producido los accidentes mortales ha sido: 2 por contacto con temperatura, o por golpe de calor; 2 debido a una Patología no Traumática, (PNT); 1 como resultado de una caída y 2 accidentes más en el trayecto de casa al trabajo o viceversa.

En el mismo periodo del pasado año (de enero a julio de 2021) fueron 45 los trabajadores fallecidos, y se produjeron un total de 50.972 accidentes laborales, un 32,45% más que en el mismo periodo de 2020 (con 38.525 accidentes en ese mismo periodo y con 36 víctimas laborales)

En lo que va de año, se ha producido 52.403 accidentes laborales en total, de los que 44.986 han sido en jornada de trabajo, con un incremento de casi un 12% respecto julio de 2021, de estos accidentes en jornada de trabajo (40.216 accidentes en jornada laboral en 2021).

Hay que reflexionar ante el insoportable goteo continuo de los accidentes laborales en nuestra región en lo que llevamos de año, y la pérdida de la vida de 54 trabajadores.

En enero han fallecido por accidente laboral 4 trabajadores; en febrero fallecieron 7 trabajadores; en marzo fueron 12 trabajadores y trabajadoras; en abril perdieron la vida 7 trabajadores, en mayo 5 trabajadores, en junio 9 y ahora en julio 8 trabajadores, algo inadmisible.

También en lo referente a los accidentes graves se ha producido un incremento en los diferentes sectores de actividad. De enero a julio de 2022 en comparación con 2021, en el de Industria la subida ha sido del 33% con 24 accidentes graves en 2022 y 18 accidentes graves en 2021. En Construcción han bajado los accidentes graves, pero se han incrementado los accidentes mortales un 71%, con 12 fallecidos en 2022 y 7 accidentes mortales en 2021.

Las evaluaciones de los puestos de trabajo son garantistas y en ellas deben recogerse todos los riesgos a los que está sometida la población trabajadora. El golpe de calor que han sufrido 3 trabajadores en julio, a consecuencia de un factor de riesgo predecible, como es el estrés térmico por calor debido a las altas temperaturas que estamos sufriendo, no se debe obviar y sí evaluar.

La prevención en las empresas y en las diferentes administraciones está fallando, no se respeta la Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales, se ha producido una falta de cumplimiento del Art. 15 referido a los Principios de la Actividad Preventiva, y uno de ellos es la obligación por parte de la empresa y Administración de realizar la evaluación de los riesgos que afecten a los trabajadores y trabajadoras en el desempeño de las tareas de su trabajo.

También se ha incumplido el Real Decreto 39/1997 sobre el Reglamento de los Servicios de Prevención, dónde se aborda y desarrolla los pasos para realizar la evaluación de los riesgos, como punto de partida que puede conducir a la planificación de la actividad preventiva que sea necesaria en cada centro de trabajo para que se proteja la seguridad y salud de la población trabajadora.

La Secretaría de Salud Laboral de UGT Madrid hace un llamamiento a la Administración y a las empresas para que se adopten medidas preventivas de manera inmediata, con el fin de poner freno a esta escalada en el número de siniestros en el ámbito laboral.