Movimiento Feminista pide el voto a partidos progresistas y critica el discurso "negacionista de la ultraderecha"

Europa Press

El Movimiento Feminista de Madrid ha pedido a los madrileños que voten a partidos progresistas en las próximas elecciones autonómicas del 4 de mayo y ha criticado el discurso "negacionista de la ultraderecha" que quiere "normalizar" las violencias machistas.

En rueda de prensa, diferentes representantes del Movimiento han expuesto sus propuestas a los partidos políticos que concurren a las elecciones y han señalado que entregarán un manifiesto con sus peticiones a todas las formaciones salvo a Vox, de quien han asegurado que niega los derechos de las mujeres.

Así, han destacado la importancia de crear una Ley de Igualdad en la Comunidad de Madrid ante la situación que viven las mujeres de mayor pobreza, desempleo, con unos índices e violencia "intolerable".

Por ello, las representantes han aludido a conceptos como la eliminación del sexo como "eje de opresión" y el número de mujeres asesinadas a causa de la violencia machista. En concreto, Cristina Pizarro ha criticado que la Comunidad no ha gestionado "más de 10 millones de euros del fondo del Pacto de Estado contra la violencia de género".

"El Movimiento Feminista de Madrid exige al Gobierno regional la elaboración de un nuevo plan tras la agotada estrategia madrileña de violencia de género", ha apuntado y ha pedido que en este participen las organizaciones sociales de mujeres.

También, han pedido que se establezca el consejo asesor de violencia machista y que se reformen las leyes autonómicas para incluir todo los tipos de violencias contra las mujeres. "Pedimos y exigimos que las mujeres migrantes tengan protección y derecho en todos los supuestos de violencia con independencia de su situación administrativa o nacionalidad".

Sobre violencia de género han exigido también que se creen juzgados especializados y que se establezcan recursos para la independencia económica de las mujeres maltratadas para garantizar su seguridad.

Entre otros aspectos, han subrayado también la relevancia de que se respete la interrupción voluntaria del embarazado frente al "acoso de la derecha" y que se suministren anticonceptivos gratuitos.

ABOLICIÓN DE LA PROSTITUCIÓN

Por su parte, la portavoz Elena Sastre ha hablado de la abolición de la prostitución y ha relatado que durante el confinamiento el 80% de los pisos dedicados a la prostitución siguieron en activo. Ha alertado del aumento de la pornografía y de la explotación sexual y ha asegurado que la pandemia ha evidenciado como las prostitutas han sido "las esclavas del siglo XXI".

En esta línea, ha cargado contra la pornografía por estar socializando a los jóvenes en "desigualdad". "Exigimos el cierre de las páginas en abierto, políticas abolicionistas y un plan regional contra la prostitución", ha trasladado, a lo que ha añadido su 'no' a que se fomenten los vientres de alquiler.

Por otro lado, las representantes del Movimiento Feminista también han pedido empleos "dignos, estables y serios" para las mujeres, que "protagonizan" en primera personas las llamadas 'colas del hambre, la precariedad laboral y la exclusión.

"El paro se está cebando con nosotras", ha apuntado la Secretaria de Igualdad de UGT Madrid, Laura Muñoz Ibáñez, que ha indicado que el 58% de las personas desempleadas en la región son mujeres. También, ha dicho que la brecha salarial en Madrid supera el 25% y que también sufren más las mujeres la contratación parcial y discriminaciones salariales.

EMPLEOS "DIGNOS Y LIBRES DE VIOLENCIA"

"Queremos empleos dignos y libres de violencia, protocolos en materia de acoso sexual en el ámbito laboral", ha precisado, a la vez que ha añadido que el patriarcado mantiene a las mujeres en "peores" condiciones laborales y carga sobre ellas el peso de los cuidados y de las tareas del hogar.

Por ello, han exigido a la Comunidad de Madrid que saque adelante una ley de igualdad retributiva para aportar los recursos necesarios de cara a acabar con la brecha salarial y que sirve como herramienta para la negociación colectiva.

Ana Sánchez ha hablado de los efectos que ha tenido en la población madrileña la Covid-19 y como ha afectado principalmente la muerte, la enfermedad y la pobreza a las mujeres. "Estamos viendo una sobrecarga en los cuidados, tarea que llevamos mayoritariamente las mujeres. Con esta sobrecarga, si hay un colectivo de mujeres afectado de forma directa son las mujeres que encabezan familias monoparentales", ha aseverado.

Concretamente, ha informado de que más del 50% de estas mujeres se encuentran por debajo del umbral de la pobreza al tener que compatibilizar el empleo con los cuidados.

Sánchez ha insistido en que se fomentan la corresponsabilidad desde las administraciones públicas, para lo que ha sostenido que es fundamental votar a partidos que "garanticen unos servicios públicos de calidad y derechos a mujeres, hombres y niños".

Asimismo, ha señalado que no es justo que las mujeres tengan pensiones peores por tener hijos, ya que apuestan por que se mantengan las cotizaciones en periodos de reproducción, cuidados o excendencia por maternidad. Por último, ha destacado que se debe reflejar en los libros de texto la diversidad familiar porque la sociedad "está cambiando".