Madrid necesita un plan para mejorar la espera quirúrgica

La demora media de los pacientes que están en lista de espera para una intervención quirúrgica ha pasado de los 45 a 73 días

La ocupación hospitalaria en la Comunidad de Madrid se sitúa en un nivel de riesgo medio y en los próximos 15 días podría encontrarse en un riesgo bajo.

La ocupación de camas UCI sigue situándose en un nivel de riesgo extremo, a pesar de que en las dos últimas semanas ha disminuido un 25%. No obstante, la tendencia es de disminución.

Dado que esta mejora en la ocupación ha provocado que haya más disponibilidad de cama hospitalaria y que se hayan podido liberar las zonas de reanimación de los hospitales, es el momento de mejorar la oferta asistencial en los hospitales públicos.

La demora media para los pacientes que están en lista de espera para una intervención quirúrgica se ha incrementado durante la pandemia (respecto a los datos correspondientes al mismo mes de 2019) un 63%, pasando de los 44,82 días a los 73,10.

Los pacientes con esperas superiores a los tres meses han pasado de los 7.173 a los 20.352, un crecimiento del 184%.

Especialmente preocupante es la demora de los pacientes que no quieren intervenirse quirúrgicamente en un hospital diferente al que les corresponde, en este caso la espera supera los 5 meses, incluso para 399 pacientes estas esperas son superiores al año.

Al contrario de lo que ocurría en 2019, el número de entradas está siendo superior a las salidas, por lo que las demoras y el número de pacientes seguirá incrementándose.

Al respecto, UGT considera que desde el Gobierno Regional se tiene que PONER A DISPOSICIÓN DE LA SANIDAD PÚBLICA RECURSOS SUFICIENTES para reducir esta brecha creciente de espera en las intervenciones quirúrgicas y, señala, que no puede pasar por la derivación de recursos presupuestarios al sector privado, mientras persisten las insuficiencias en la sanidad pública y más teniendo en consideración el estrés sufrido por la pandemia.

Por todo ello, UGT Madrid alerta de que la Comunidad de Madrid necesita UN PLAN DE MEJORA DE LA ESPERA QUIRÚRGICA, basado en el incremento de los recursos públicos para evitar el riesgo de que esta situación se convierta en crónica.