Las altas ratios de los centros educativos de Madrid Capital empeoran las condiciones de seguridad para afrontar el nuevo curso

Un estudio de UGT pone de manifiesto que las altas ratios de los centros educativos de Madrid Capital empeoran las condiciones de seguridad para afrontar el nuevo curso

Asimismo, demuestra cómo en Madrid, la Consejería ha conseguido provocar un desequilibrio entre las dos redes de centros sostenidos con fondos públicos a favor de la privada concertada.

UGT ha realizado un estudio sobre los centros sostenidos con fondos públicos en el Área de Madrid Capital, a través de los datos aportados por la Consejería de Educación y Juventud para el proceso de escolarización del curso 2020/21, que demuestran que en el municipio de Madrid la enseñanza concertada es mayoritaria (59% de las unidades frente al 41% de grupos en la red pública), así como el mecanismo por el cual, curso tras curso, dicha diferencia aumenta a favor de la red privada concertada, ya que si bien la normativa de escolarización es la misma para ambas redes la planificación de puestos escolares, que realiza la propia Consejería, difiere entre ambas.

Asimismo, demuestra que los centros educativos de Madrid capital se encuentran en las peores condiciones, por el elevado número de alumnado por aula, para afrontar el curso 2020/21, en el que se recomienda ratios entre 15 y 20 alumnos, situación que solo se contempla en el 8% de las unidades (grupos de alumnado), mientras el 25% supera las ratios establecidas.

Las principales conclusiones del estudio podrían resumirse en:

1.     Solo 4 de los 21 distritos madrileños tienen más enseñanza pública que concertada.

2.     La normativa de concertación madrileña está diseñada para beneficiar la red de centros concertados frente a los públicos.

3.     No se aplica, pese a que el Consejo Escolar de Madrid tiene atribuciones al respecto, un procedimiento que permita controlar la oferta y planificación de puestos escolares.

4.     Existe una opacidad total sobre el diseño de la oferta educativa en Madrid, sin ningún tipo de control democrático respecto a la misma.

5.     Existen dos tipos de centros concertados muy diferentes respecto a la asunción de sus compromisos sociales. Aunque en ambos casos la Consejería tutela dicha red y mantiene los conciertos en centros y unidades.

6.     El criterio respecto al aumento o supresión de unidades difiere entre ambas redes, tanto en la oferta como en el proceso de escolarización.

7.     El 12,4% de los centros públicos (41 centros) y el 18,9% de los concertados (53 centros) superan las ratios establecidas por encima, incluso, del 10% permitido por la LOE-LOMCE. Es decir 94 centros; con un total de 182 cursos: 59 en centros públicos y 123 en centros concertados y un total de 516 grupos: 119 públicos y 397 concertados.

8.     El 22,3% de los cursos en centros públicos superan la ratio establecida para Educación Infantil y Primaria, así como el 18,6% de los centros concertados. Si a esta cifra le añadimos aquellos cursos que superan el 10% excepcional, establecido en la LOE-LOMCE, nos encontramos con que el número de cursos que superan la ratio es de 445 en centros públicos y 473 en concertados. Lo que supone el 25,7% en la red pública y el 25,1% en la red concertada. Es decir, la cuarta parte de los cursos de Educación Infantil y Primaria superan las ratios establecidas. Esto, desde luego, nos sitúa en muy malas condiciones para afrontar un inicio de curso con menos ratio para garantizar las mejores condiciones ante la amenaza del Covid 19.

9.     Existen 91 centros con 215 cursos en la red pública con 20 o menos alumnos y alumnas y 88 centros con 264 cursos en la red concertada, con esas mismas condiciones. Lo que significa el 8,2% del total de cursos en pública y 8,3% en concertada. Si analizamos el número de unidades que se encuentran en estas circunstancias son 314 en la red pública y 505 en la concertada.

10.     Madrid Capital cuenta con 110 centros autorizados a tener ratios inferiores a las establecidas: 108 concertados, lo que supone el 38,4% del total de centros concertados, y 2 públicos; la mayoría de ellos en la etapa de Educación Infantil, como consecuencia de los espacios reducidos de dichos centros. Bajo nuestro punto de vista existe una incoherencia en bajar las ratios por un problema de espacios y no hacerlo, también, en función del tipo de alumnado que escolaricen, como es el caso de aquellos centros con un alto porcentaje de alumnado de compensación educativa o de necesidades específicas de escolarización.

 

https://www.fespugtmadrid.es/2020/07/un-estudio-de-ugt-pone-de-manifiesto-que-las-altas-ratios-de-los-centros-educativos-de-madrid-capital-empeoran-las-condiciones-de-seguridad-para-afrontar-un-nuevo-curso/