La sociedad patriarcal borra a las mujeres lesbianas

26 DE ABRIL DÍA DE LA VISIBILIDAD LÉSBICA

UGT- Madrid denuncia como la sociedad patriarcal borra a las mujeres lesbianas por apartarse de la heterosexualidad obligatoria

Hoy, como cada 26  abril desde el 2008, en España se reivindica el Día de la Visibilidad Lésbica y desde la Secretaría de Mujer, Igualdad y movimientos ciudadanos de UGT Madrid queremos aprovechar este día para visibilizar la situación de las mujeres lesbianas.

Han sido muchas las conquistas respecto a la orientación sexual de las mujeres, sobre todo en el ámbito legal, en la protección contra la lesbofobia, pero a pesar de estos avances, la sociedad presenta actitudes lesbofóbicas que hace difícil  vivir una vida libre como mujeres lesbianas.

Las mujeres lesbianas están expuestas a una doble discriminación: por su condición de mujer y por su condición de lesbiana.  Nombrarse como lesbiana aún hoy viene unido a prejuicios, exclusión, ataques físicos, psicológicos y descalificaciones como aquellas que dicen “no han conocido al hombre indicado”, todo ello por no elegir la heterosexualidad y preferir como compañera a otra mujer, una igual, una compañera situada en la misma e inferior casta sexual.

Hoy, también, las lesbianas sufren la misoginia y la lesbofobia cuando son etiquetadas como transfóbicas por el posmodernismo y la teoría queer porque rechazan  un “pene femenino”, la sociedad no cuestiona este insulto porque se justifica en nombre de la diversidad. Este discurso liberal no se diferencia del prejuicio anteriormente expuesto, “no han conocido al hombre indicado”, ambas agresiones solo pretenden que las mujeres lesbianas se cuestionen a sí mismas por querer solo a mujeres.

Este tipo de descalificaciones también las sufren  en el mundo laboral y educativo, por lo que muchas mujeres ocultan su condición de lesbiana por miedo al enjuiciamiento y a las agresiones de sus compañeros/as,  así como por el temor a poner en peligro su puesto de trabajo ante empresas y empleadores conservadores.

El estudio realizado por la Comunidad de Madrid “Causas de la invisibilidad y doble discriminación que sufre el colectivo de lesbianas en la Comunidad de Madrid”, nos dice que un 60% de las mujeres lesbianas invisibilizadas en el trabajo han sufrido discriminación en el ámbito laboral, un 54% de las mujeres lesbianas invisibles en su familia han sufrido discriminación en su ámbito educativo, un 58% de las mujeres que trabajan en un entorno homófobo no han revelado ser lesbianas, al tiempo que otras han ocultado su identidad lésbica con el objeto de no visibilizarse y evitar ser discriminadas.

Formar una familia compuesta  por dos mujeres duplica las desigualdades y la brecha salarial, que en Madrid se sitúa en un 25,47% y en  el 2020 las mujeres hemos trabajado gratis 51 días. Las parejas lesbianas también se enfrentan a más dificultades en cuanto al acceso a la reproducción asistida en el sistema sanitario público e igualmente tienen más  requisitos en el Registro Civil a  la hora de inscribir a sus hijos e hijas cuando las parejas lesbianas no  están casadas.

Desde UGT Madrid, para que las mujeres lesbianas puedan vivir en libertad su opción sexual, reclamamos:

  • Un sistema educativo basado en la coeducación donde se trabaje contra la discriminación de las personas por su orientación sexual y que promueva el respeto para construir una sociedad democrática e igualitaria.
  • Acciones que visibilicen a las mujeres lesbianas en el espacio público y laboral para que sean un referente social positivo que ayude a la eliminación de prejuicios, lesbofobia y misoginia entre la población.
  • Espacios laborales libres y seguros de lesbofobia y misoginia. Por lo que apelamos a las autoridades a que consideren la lesbofobia y la misoginia como delitos de odio.

Por último, desde la Secretaría de Mujer, Igualdad y Movimientos Ciudadanos de UGT Madrid queremos homenajear y reconocer la lucha de las mujeres lesbianas durante toda la historia por defender los derechos de todas las mujeres como: Victoria Kent,  Elena Fortún, Louise Crane, Carmen de Burgos, Matilde Ras, Martina Navrátilova, Angela Davis.

“Hoy como ayer, las mujeres deben negarse a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no puede servir a la verdad". (Germaine Greer)