La siniestralidad laboral aumenta porque las condiciones laborales han empeorado

La siniestralidad laboral aumenta porque las condiciones laborales han empeorado

El 28 de abril, Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, es un día para el recuerdo de las víctimas de la siniestralidad laboral, los trabajadores y trabajadoras, así como sus familias que sufren las consecuencias de esta lacra.

Pero también sirve para la reivindicación y para reafirmar el compromiso de los Sindicatos en la defensa de la salud y la vida, en la lucha diaria por un trabajo decente y unas condiciones de trabajo dignas, seguras y saludables.

En los últimos años estamos asistiendo a un progresivo aumento de la siniestralidad como un claro indicador de que las condiciones de trabajo en las empresas madrileñas continúan empeorando y que son un reflejo directo de los efectos de la reforma laboral sobre los derechos de la población trabajadora y de la falta de compromiso de los empresarios, que se traduce en una escasa inversión en prevención de riesgos laborales en sus empresas.

Esta realidad está marcada por una intensificación de la carga y de los ritmos de trabajo, una excesiva rotación de los trabajadores y una corta duración de los contratos que sumado a la desarticulación de la negociación colectiva configuran un escenario donde las garantías para la salud de las personas trabajadoras y la defensa de sus derechos y de sus condiciones de trabajo se ven muy mermadas.

Susana Huertas, Secretaria de Salud Laboral de UGT Madrid, ha presentado el informe correspondiente a la Comunidad de Madrid.