La reforma laboral nos llevará a un modelo productivo más eficiente para empresas y trabajadores

“Este acuerdo”, ha señalado el Secretario General de UGT Madrid, Pepe Alvarez, “es un cambio sustancial de las condiciones de trabajo en nuestro país. Es un acuerdo que debería durar más allá de cualquier Gobierno, porque va de la mano de los empresarios y los trabajadores. Es un acuerdo que tiene muchos equilibrios, y está pensado para un país que vaya hacia un cambio de modelo productivo verde, tecnológicamente avanzado, con trabajadores y trabajadoras formadas y con experiencia, y donde el contrato indefinido sea la norma”.

De esta forma, “estamos esperando que se vuelvan a abrir negociaciones y podamos hablar de más capítulos, como el de los despidos. Las personas empleadas de este país deben saber que UGT no ha renunciado a derogar la reforma laboral del 2012, sino que vamos a continuar trabajando por ello”. 

En cualquier caso, ha considerado que “ayer parecía que se votaba en el Congreso esa parte de la reforma que no hemos acordado aún. Los tres puntos que hemos tratado en esta negociación tienen que ver con los tres compromisos de España con la UE para recibir los fondos de reconstrucción, que tenían que cerrarse antes del 31 de diciembre”.

Tres puntos centrados en la negociación colectiva, la contratación y los ERTE. “Se deroga expresamente el punto de la negociación colectiva respecto a la reforma laboral de 2012. Se recupera el carácter indefinido de los convenios, ya no caducan con la ultractividad; y el convenio de sector prevalece sobre el convenio de empresas. Hoy, una camarera de piso de Barcelona contratada por una empresa multiservicios va a cobrar 5.000 euros más de media al año, y un camionero de Madrid cobrará más de 7.000 euros más al año”. 

Además, ha recordado que “pasamos de 40 contratos a 6, generalizando el contrato indefinido. Hemos cambiado de forma radical la manera de contratar en nuestro país. Es la primera vez que se hace desde los años 80. Estos cambios generarán que la temporalidad baje en torno a 10 puntos en este año. Es un cambio fundamental para acabar con el abuso, la explotación para las personas trabajadoras; y también incorporamos los ERTE de manera estructural. El acuerdo normaliza este instrumento tan importante para nuestro país para sortear la crisis más importante de la historia, la de la COVID. Es un elemento de flexibilidad buena para las empresas y trabajadores”. 

Espectáculo lamentable del Congreso en la votación de la reforma

Durante su intervención, el Secretario General de UGT ha querido dejar clara su “profunda tristeza y una cierta vergüenza con lo que ocurrió ayer en el Congreso. Ayer el arco parlamentario dio un espectáculo lamentable, con diputados tránsfugas, intento de “Tamayazo” y, al final, la llegada de la justicia divina”. 

En este sentido, ha señalado que “los partidos de izquierdas que ayer votaron NO a la reforma laboral, estaban votando SÍ a la desregulación laboral del año 2012”. Además, “el PP debería reflexionar si éste es el país al que quiere que vayamos, si este bananerismo le va a servir de tobogán para llegar a Moncloa o si cree que a los españoles y las españolas nos gustaría vivir en un país estable, donde la oposición haga eso mismo con lealtad y no pretendan llegar al Gobierno con atajos”. 

Para Pepe Álvarez, “no había ninguna justificación para que el PP votara en contra de esta reforma. Su maquillaje ha sido el de ir a por dos diputados de UPN para variar una mayoría favorable a esta reforma, como así parece que ha sido”.