La contratación indefinida avanza a menor ritmo en Madrid

ES UN MAL DATO QUE AUMENTE EL PARO Y LA CAIDA LA AFILIACIÓN A LA S.S. EN LA REGIÓN

UGT SEÑALA QUE LA CONTRATACIÓN INDEFINIDA AVANZA A UN MENOR RITMO EN LA COMUNIDAD DE MADRID

Los datos publicados hoy sobre el paro registrado, contratos y afiliación del mes de agosto reflejan una subida del desempleo. La Comunidad de Madrid tiene un ascenso del desempleo de 3.254 personas.

Estamos en unas cifras de paro similares a las de octubre de 2008 (315.000 personas desempleadas).

Preocupa al Sindicato el que el 60% de todo el desempleo en la Comunidad de Madrid continúa siendo de mujeres.

Este mes 1/3 del aumento del desempleo se ha cebado en los menores de 25 años (1.189 personas). Esto dato unido al tipo de contratación que se hace a los más jóvenes: contratos más precarios, de menor duración, temporales y parciales, hace necesario que se tomen medidas más contundentes

Continua la incidencia positiva de la reforma laboral en el mercado de trabajo de nuestro país, con crecimiento de la contratación indefinida, en comparativa anual, pero a un ritmo menor de crecimiento en la Comunidad de Madrid (183%) que en España (326%).  Los contratos temporales en la Comunidad de Madrid tienen un descenso, en comparativa anual, inferior (-36%) al resto de España (-40%)

Los contratos indefinidos (70.436, un 45%) casi alcanzan el equilibrio en relación a los contratos temporales (85.139, un 55%) en esta Comunidad. Antes de la reforma laboral, la correlación del porcentaje era de 20/80.

Siguen persistiendo las sombras en la contratación:

. El 30% de los contratos tienen una duración inferior a 1 mes.

. El 35% de los contratos son a tiempo parcial.

A pesar de los buenos datos de contratación, se aprecia una disminución anual del 1,54%, lo que puede atribuirse a las dificultades e incertidumbres económicas que se ciernen sobre las economías europeas.

Por estos motivos, desde UGT exigimos que se proteja la capacidad adquisitiva de las familias en la Comunidad de Madrid, que necesitan hacer frente al pago de sus facturas al final de mes y sostengan con su consumo el crecimiento económico.

Los salarios deben adaptarse urgentemente al alza de los precios, repartiendo de manera justa los costes del proceso inflacionista. La subida de los salarios y del SMI deben contribuir al aumento del consumo y el crecimiento de la economía.

La revaluación de las rentas salariales, también, lleva aparejada la creación de puestos de trabajo estables en el tiempo.