LA ATENCIÓN PRIMARIA EN MADRID ESTÁ EN SITUACIÓN LÍMITE

UGT denuncia la situación limite en la que se encuentran los profesionales de la Atención Primaria de la Comunidad de Madrid y recuerda que más del 80% de los problemas de salud en la Comunidad de Madrid, tanto Covid como no Covid, se resuelven en Atención Primaria.

A pesar de ello en la actualidad hay un número elevado de consultas médicas, de pediatría y enfermería sin cubrir, por lo que la atención de los pacientes de esas consultas tiene que repartirse entre los demás profesionales del equipo. (La administración alega falta de profesionales, pero anualmente salen de las universidades y formación especializada profesionales excepcionalmente formados, pero que deciden no quedarse en Atención Primaria por las malas condiciones laborales y profesionales que les ofrecen en esta Comunidad).

En las áreas administrativas, que ya disponían de escaso personal, ha ido aumentando la carga burocrática, las llamadas telefónicas recibidas y realizadas a pacientes, la constante modificación de agendas de profesionales ausentes, el incremento de gestiones relacionadas con la tarjeta sanitaria...Ocupándose en muchos casos ese mismo personal administrativo de los puntos de valoración de la entrada de los centros, y teniendo además durante meses la citación vía web y citación telefónica externa al centro sin funcionar .

Además, el refuerzo de categorías profesionales como el personal administrativo y celadores (en las cuales no existe problema para nuevas contrataciones desde las bolsas de empleo) y el refuerzo de líneas telefónicas, sin duda mejorarían considerablemente la organización y atención en los centros. Sólo la deliberada intención de que la Atención Primaria no mejore explica la decisión de no reforzar estos dos aspectos.

La falta de refuerzo de plantillas (los profesionales contratados como teóricos refuerzos  no llegan a cubrir ni una mínima parte del número de ausencias de la plantilla, por lo que pese a los contratos de refuerzo, sigue habiendo ausencias) y el aumento de carga de trabajo actual , junto con el nuevo modelo asistencial, hace que sea imposible dar a la población la atención que merece, teniendo la necesidad los profesionales de priorizar la asistencia y sin directrices claras de la administración.

El resultado es que un elevado número de profesionales de la Atención Primaria en la Comunidad de Madrid sufren desbordamiento e impotencia por no poder atender adecuadamente a los pacientes, inmersos en quejas crecientes por parte de los pacientes, con falta de recursos y la falta de acción de la Administración Regional para abordar esta situación y poner remedio al creciente deterioro del servicio esencial de salud pública.

El Sindicato responsabiliza a la Consejería de Sanidad de la situación crítica de la Atención Primaria en la Comunidad Autónoma, que se traduce en dificultad de contacto telefónico con los centros de salud, de acceso a citas presenciales, de demoras para consultas, de inadecuado seguimiento de sus patologías crónicas y en general de empeoramiento de la calidad de la atención.