Es de justicia aumentar los salarios en este país

El avance de los datos de IPC de diciembre refleja un aumento del nivel de precios cercano al 7%, mientras los sueldos en convenio solo crecen el 1,5%. La patronal se debe sentar ya a negociar un inmediato incremento de los salarios y el Gobierno debe subir el SMI a 1.000 euros en 2022


El avance de IPC del mes de diciembre, publicado hoy por el INE, refleja una tasa anual de los precios del 6,7%, un dato muy alejado de los crecimientos salariales que se han llevado a cabo en este año, un 1,6% en el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), únicamente a partir de septiembre, y un 1,5% de media en los salarios de convenios colectivos hasta noviembre. 

Para UGT, el cierre de IPC de este año debe impulsar de manera necesaria el aumento de la capacidad adquisitiva de las personas trabajadoras, con un incremento del SMI para este 2022 superior al que se está dando en el nivel de los precios. En este sentido, el sindicato considera que cualquier SMI inferior a los 1.000€ en 2022 sería nefasto para las familias de los trabajadores y trabajadoras de este país.

Además, las negociaciones salariales en convenios colectivos deben reforzar este crecimiento y apoyarse en cláusulas de garantía salarial para que queden cubiertos ante subidas del nivel de precios. Alcanzar estos pactos en los convenios sería mucho más sencillo si la patronal se sentara a negociar un V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, algo que venimos reclamando desde que cesó el anterior, a finales de 2020.

Para UGT es fundamental también que se interpongan medidas efectivas para contener el precio de la electricidad, que está aumentando el coste de las facturas de la luz en una época invernal donde la electricidad y los hidrocarburos son fundamentales para mantener los hogares a una temperatura adecuada.  

Y como continuación de las políticas emprendidas tras la pandemia, es necesario que se persista en el apoyo a los trabajadores y las empresas mediante políticas fiscales expansivas hasta que la recuperación sea un hecho y se haya efectuado sin perjuicios para los trabajadores y trabajadoras. 

Datos de interés

Según el avance que ha dado a conocer hoy el INE la tasa de variación interanual se situaría en el 6,7% en diciembre, sería así la tasa anual más alta desde marzo de 1992. A su vez, esto implica una tasa mensual del 1,3%. Además, de confirmarse este dato el promedio de las variaciones anuales en este 2021 sería de un 3,1%. Este es el mayor promedio en un año desde 2011 y se produce en un momento de crecimientos salariales bajos. 

No obstante, la inflación subyacente también continúa creciendo. En este mes, su tasa de variación anual sería de un 2,1%, cuatro décimas más que el pasado mes.

Las causas que avanza en su nota el INE son, como sucede desde hace meses, los altos precios de la electricidad, que han crecido más en este diciembre que en el mismo mes de 2020. Además, en este mes han afectado al alza del nivel de precios el comportamiento de los alimentos, aunque en menor medida.