En octubre la pandemia ataca también al empleo

Con 430.408 personas en paro y con un 58% de paro femenino, el mes de octubre de 2020 nos muestra un panorama como el de 2016.

Desde UGT vemos con preocupación el aumento del paro en todos los sectores productivos, pero especialmente en el sector industrial, que generalmente tiene mejores condiciones de trabajo y genera un empleo de mayor cualificación y calidad.

Estamos en una situación que muestra un cambio de tendencia con respecto a la tibia reducción del desempleo vinculada al turismo, que se produce en la temporada de verano.

En una situación tan excepcional, como la que estamos viviendo, el aumento del paro, en comparativa anual, ha crecido en la Comunidad de Madrid en un 24,40% frente al 20,40% del resto del país, lo que nos da una diferencia de 4 puntos porcentuales.

El paro está creciendo y, al mismo tiempo, aumenta el empleo temporal (82,39%) y precario. La precariedad se está cebando en todos los sectores productivos y en todos los tramos de edad. Pero especialmente se está incrementando en mujeres y en jóvenes. Desde octubre de 2019 hasta octubre de 2020, el incremento del paro es un 25,33% en los menores de 25 años y un 17,57% en mayores de 25 años.

Uno de cada cuatro contratos tiene una duración inferior a treinta días.

La contratación ha caído anualmente casi un 40%. En lo que llevamos de año, se han firmado 1,5 millones de contratos, de los que 2 de cada 10 han sido temporales y menos del 20% han sido en sectores como Industria y Construcción.

Las medidas de la Comunidad de Madrid contra la pandemia no están funcionando para no perder empleo. Y lo peor es que no se están poniendo en marcha medidas para potenciar nuevos sectores de la economía que recuperen el empleo que se pierde en los sectores tradicionales.

La Comunidad de Madrid debería atajar, con fuerza, la pandemia para no seguir perdiendo empleo y, además, debería invertir en sectores verdes, economía circular, digitalización y en un sector Servicios con un alto valor añadido; y todo ello sin descuidar la formación y profesionalización para estos nuevos sectores económicos.

Tenemos también que eliminar la precariedad en el empleo que este mercado laboral genera, empleo débil por la vía de la temporalidad, escasa formación de los trabajadores y trabajadoras, apostando por empleo de calidad, estable e integrado en un nuevo modelo productivo.

 

 

Youtube: