En mayo 5 trabajadores han perdido la vida en accidentes laborales no relacionados con la COVID-19

EN MAYO DESCIENDE POR EL PARÓN ECONÓMICO pero la salud de los trabajadores está en riesgo.

Hoy se han dado a conocer los datos de siniestralidad laboral ocurridos en el mes de mayo y pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Madrid.

Hay que señalar que la pandemia de la Covid-19 ha incidido significativamente en las cifras de siniestralidad laboral de la Comunidad Autónoma en dos vertientes.

Por un lado, descienden los accidentes laborales por el parón de la actividad económica que se ha dado en el mes de mayo, con un descenso de accidentes del 59%. (3.269 en mayo de 2020 frente a los 7.994 accidentes registrados en mayo de 2019).

Pero por otro, no se recogen en los datos oficiales la incidencia en la salud laboral que han sufrido amplios colectivos de trabajadores y trabajadoras por la pandemia. Esto preocupa al Sindicato.

No sólo por la incidencia directa en la salud de los trabajadores del Virus, sino las consecuencias que la crisis de la pandemia puede tener en la cultura preventiva de la salud laboral en muchos aspectos que van más allá del contagio y que tendremos que analizar y evaluar con detenimiento.

Hoy, ajustándonos a los datos proporcionados, tenemos lamentar el que durante el pasado mes de mayo 5 trabajadores hayan perdido la vida por accidentes laborales.

Tres de ellos del sector Servicios y debido a sufrir una Patología No Traumática” (son los accidentes producidos por derrames cerebrales, ictus, infartos, etc.) y las otras dos víctimas mortales pertenecían al sector de Construcción, siendo la causa de un accidente de tráfico y el otro en accidente “in itínere”, (en la ida y vuelta al trabajo).

Con los 3.269 accidentes laborales registrados en el mes de mayo vemos que el total de accidentes laborales acumulados desde enero al pasado mes ascienden a 28.100, de los que 23.574 se han producido en “Jornada Laboral” y el resto, 4.526 han sido “in itínere”. Una cifra elevadísima si tenemos en cuenta el parón económico que ha tenido la economía madrileña.

Es destacable en este periodo (enero-mayo) el incremento en un 2,19% de los accidentes en jornada laboral respecto al mismo período de 2019, pasando de 137 a 140. Esta subida se aprecia en los accidentes de trabajo graves en los sectores de Servicios y de Construcción.

En el primero de ellos, el de Servicios, 87 trabajadores han sufrido accidentes graves, mientras que en el mismo periodo de 2019 fueron 83. Supone un incremento del 4,82%. En la construcción pasan los accidentes graves de 35 a 39 en este periodo de año.

Para la Secretaria de Salud Laboral y Desarrollo Territorial de UGT Madrid, Susana Huertas Moya. “la pandemia y su impacto en la economía y el empleo está teniendo consecuencias muy graves en el terreno de la salud laboral de los trabajadores y trabajadoras, pero, con la desescalada y la “nueva normalidad”, preocupa al Sindicato el que la cultura preventiva, más allá de la Covid-19, se resienta y que los accidentes laborales, con graves consecuencias de salud, aumenten por la degradación de las condiciones laborales de los asalariados de la Comunidad de Madrid”.

COVID-19 Y SALUD LABORAL

En relación con la Covid-19 y la salud laboral hay que señalar que los agentes biológicos se clasifican, según el riesgo de infección, en Grupos de Agentes Biológicos 1, 2, 3 y 4, de acuerdo al Real Decreto 664/1997, de 12 de mayo, sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo.

El SARS-CoV-2 ahora se clasifica como Agente Biológico del Grupo 3, tras la revisión debido a la pandemia de la Directiva 2000/54/CE, pero desde UGT, estamos reclamando que, en la trasposición al Derecho español de la citada Directiva, el SARS-CoV-2, se incluya en el Grupo 4 de riesgo (anexo III), siendo revisable cuando exista vacuna o tratamiento efectivo para esta enfermedad.

La consideración de un Agente Biológico Grupo 4 tiene especial importancia para la salud de los trabajadores y trabajadoras y su consideración en términos de salud laboral.