El Estado tiene que garantizar a las mujeres una vida libre de violencia machista

UGT Madrid denuncia que hay dejación de responsabilidad del Estado en su deber de proteger y garantizar la vida, la integridad física y psicológica de las mujeres que, en nuestro país, se ven amenazadas y asesinadas por una violencia machista que convive en nuestra sociedad.

El Sindicato considera que el Estado tiene la responsabilidad máxima de garantizar la libertad de sus ciudadanos, también de sus ciudadanas. Así lo señala nuestra Carta Magna.

Por eso condenamos enérgicamente los asesinatos que se suceden en una escalada de actos criminales que van incrementando la lista de mujeres que pierden la vida por esta violencia criminal.

En los últimos días han sido asesinadas 5 mujeres en una espiral que el Estado tiene que poner fin con todos, repetimos, todos los mecanismos de los que dispone para hacerlo.

A este panorama desolador hay que sumar el discurso que niega, mirando hacia otro lado, la violencia machista, mientras se suceden los crímenes y se oculta la brutalidad que las mujeres sufren dentro y fuera de las relaciones sentimentales y “por haber nacido mujer”.

Los asesinos y maltratadores, los que ejercen esta violencia, cuentan con la falta de determinación y de actuación de los poderes públicos para erradicar esta barbarie que tiñe de sangre la geografía de nuestro país de norte a sur y de este a oeste.

Esta dejación se hace palpable en el asesinato ocurrido hace unos días en la localidad de Cambrils. El asesino, con una orden de alejamiento que había sido quebrantada en numerosas ocasiones, no impidió que atentase contra la vida de una mujer de apenas 25 años.

Es uno más de los asesinatos de violencia machista que se suceden sin que veamos la reacción enérgica de los poderes públicos que parecen incapaces para atajar y dar solución a esta lacra social.

En esta responsabilidad del Estado, tenemos que denunciar la falta de transparencia en cuanto al destino final de los fondos del Pacto de Estado recibidos por la Comunidad de Madrid. Recursos que deberían servir para proteger y salvaguardar a las mujeres de sus maltratadores.

Las mujeres tienen, tenemos que tener la confianza, la certeza y la seguridad de que el Estado, las Administraciones, la judicatura y la policía garantizan nuestra seguridad, nuestra integridad física y psicológica, frente a los asesinos y maltratadores y aspirar a una sociedad realmente democrática donde las mujeres podamos vivir en libertad y sin miedo.