El aumento de precios exige incrementar los salarios, fundamentalmente el SMI

 

► UGT exige un aumento del SMI para que las personas con menos recursos puedan hacer frente a las subidas de los precios de los bienes y servicios esenciales.

► Además de incrementar el SMI, deben acordarse subidas salariales en otros ámbitos por ello es necesario abordar la negociación del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva y lograr que las subidas se ajusten a las circunstancias de cada sector y empresa.

► El encarecimiento de los precios puede dejar a muchas familias en situaciones de vulnerabilidad o agravar su situación por lo que es fundamental establecer una política fiscal adecuada y reforzar la protección social.

Los datos del IPC correspondientes al mes de julio publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística muestran un crecimiento del 2,9% en términos anuales, la mayor tasa anual observada desde febrero de 2017 y, por cuarto mes consecutivo, una tasa superior al 2%. No obstante, su tasa de variación mensual ha sido del -0,8%.

En lo que respecta a la inflación subyacente, su tasa anual es del 0,6%, cuatro décimas más que el mes pasado. Un indicador más estable que excluye los precios de los bienes más volátiles como los productos energéticos y los alimentos no elaborados y que encadena ya trece meses con una variación anual inferior al 1% en la inflación subyacente.

Según indica el INE, las causas de este incremento en el nivel de precios se encuentran fundamentalmente en los servicios de alojamiento, en los de telefonía y fax y en los precios de los alimentos y bebidas no alcohólicas.

Este aumento de los precios no es ajeno a los bolsillos de los trabajadores y trabajadoras. El encarecimiento de bienes y servicios necesarios para la subsistencia puede dejar a muchas familias en situaciones de vulnerabilidad o agravar su situación. Los alimentos y bebidas no alcohólicas encadenan ya más de seis años ininterrumpidos de crecimientos, concretamente desde febrero de 2015 sus tasas anuales siempre han sido positivas.

Los precios suben, los salarios no

Sin embargo, la subida del SMI sigue sin acordarse para este 2021. Con un crecimiento del nivel de precios tan notable es inadmisible que no se ajuste al alza el salario de aquellas personas con un salario más bajo. Por lo tanto, UGT exige que se suba el SMI en este 2021 sin demora para que los trabajadores con menos recursos puedan hacer frente a las subidas de los precios de los bienes y servicios.

Además de incrementar el SMI, el sindicato considera prioritario acordar subidas salariales en otros ámbitos. Por eso tampoco se puede aplazar la negociación del V Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva que es capaz de lograr dichas subidas salariales ajustándose a las circunstancias de cada sector y empresa.

No dejar a nadie atrás

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadoras subraya que es fundamental reforzar la protección social y propiciar que la salida de la crisis se haga con un fuerte apoyo desde la política fiscal para que se garantice que esta salida no deje a nadie atrás. Los estímulos a la economía han logrado que el empleo se recuperara a un buen ritmo y que las previsiones de crecimiento económico mejoraran para este 2021 por lo que no se pueden retirar hasta que la recuperación sea un hecho.

En definitiva, el IPC lleva varios meses registrando un crecimiento del nivel de precios y, previsiblemente, va a mantenerse dicho crecimiento a lo largo de este 2021. Pese a que este comportamiento no sea inflacionario sí supone problemas para las familias con situaciones más vulnerables por los crecimientos puntuales de los precios que, cuando se dan en bienes y servicios de primera necesidad, generan dificultades para afrontar su pago. Es impostergable que se produzca un incremento en los ingresos de las familias para que no aumente la pobreza y la desigualdad.