2020: UN MAL AÑO PARA EL EMPLEO EN MADRID

HA SIDO UN MAL AÑO PARA EL EMPLEO EN MADRID

En la Comunidad de Madrid, 432.000 personas buscan empleo y de éstas, 6 de cada 10 son mujeres y 8 de cada 10 trabajaron en el sector servicios. Además, hay un 40% de paro de larga duración y un 36% del paro es de menores de 30 años.

Diciembre siempre ha sido normalmente favorable para los datos de empleo, debido a que los sectores con un comportamiento estacionalmente positivo en este mes, sobre todo el sector servicios (que en diciembre de 2019 registró un descenso del paro de -4.347 personas) por la temporada de navidades en el comercio y la hostelería. El sector Servicios aportaba, en general, el empleo que perdían los sectores que reducen su actividad en este mes (construcción e industria).

El mercado laboral madrileño se estaba recuperando del empleo que resultó dañado por la anterior crisis económica de 2008 y se venía produciendo un descenso del paro en todos los sectores económicos en los tres años anteriores, hasta que irrumpe la pandemia de la COVID-19, y comienza un período muy crítico en el que todos los indicadores han resultado muy afectados. Debido a este nuevo golpe al mercado laboral, el paro en el año 2020 aumentó significativamente en servicios (22%), industria (14,7%) y construcción (13,8%).

Pero los datos malos no sólo se deben a la pandemia. La Comunidad de Madrid tiene 93.000 parados más que el año pasado y el aumento ha sido mayor que en España (27,5% en Madrid, frente al 23% en España).

Este mes ha caído el empleo en la construcción, un sector que ha provocado el 60% de todo el aumento del paro de diciembre.

Sobre contratación tampoco hay buenas noticias. En 2020 se han firmado un millón de contratos menos que en 2019 (un 31% menos) y está aumentando la contratación temporal, que ya es del 82%. Además, un 40% de los contratos son a tiempo parcial.

Las madrileñas y madrileños están en una situación límite. 122.000 personas están en ERTE; y si sumamos los que están en paro, hay más de medio millón de personas que no pueden trabajar.

La pandemia demuestra que el sector servicios no resiste las crisis y que en la Comunidad de Madrid hace falta un sector industrial fuerte, un sector servicios de alto valor añadido y reforzar los servicios públicos. La apuesta debe ser la transición ecológica y la subida salarial, incluido el incremento del Salario Mínimo Interprofesional.

Youtube: