100 días cerrados los servicios de urgencias de Atención Primaria

UGT RECLAMA AL GOBIERNO REGIONAL LA REAPERTURA CON GARANTÍAS, MÁS PERSONAL Y ADECUACIÓN DE LAS INSTALACIONES

En la Comunidad de Madrid se atienden 800.000 pacientes al año en los 38 centros de urgencias extrahospitalarios existentes (1 CUE Y 37 SUAP).

El 22 de marzo, la Consejería de Sanidad ordenó el cierre de los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), aunque en los centros, según circular de la Subdirección de Gestión del SUMMA 112, se informaba de que esta decisión era responsabilidad del Gobierno Central, al haber declarado el Estado de Alarma y tener que ponerse todos los recursos sanitarios a disposición de la Autoridad Sanitaria para la realización de Servicios Extraordinarios.

Estos servicios extraordinarios consistieron finalmente en cubrir los turnos de noche y festivos en el Hospital de IFEMA, una decisión exclusiva del Gobierno Autonómico.

Este hospital se cerró hace más de dos meses y el Estado de Alarma concluyó hace más de 10 días, sin embargo, estos centros siguen cerrrados.

En cada uno de estos centros se atiende una media de 55 pacientes al día, llegando en algún centro a 116 pacientes/ día (Como en el caso de San Sebastián de los Reyes - SUAP-29), por lo que en el periodo en el que han permanecido cerrados estos centros se han podido dejar de atender a 220.000 pacientes.

Los tiempos de respuesta de los recursos móviles (UVIs, Vehículos de Intervención Rápida - VIR y Unidades de Atención Domiciliaria - UADs) se dispararon durante las primeras semanas del estado de alarma.

De los 15 minutos de media de las UVIs, se pasó a más de 1 hora. De los 14 minutos de las UADs médicas a más de 24 horas, lo que ha podido afectar a la calidad asistencial. (En años anteriores, en este mismo periodo de tiempo, según las estadísticas de años anteriores, se atendieron más de 330 infartos y 450 ICTUS).

UGT señala además en su denuncia que la plantilla del SUMMA 112 es tan escasa que provoca que muchos recursos móviles permanezcan inoperativos o se pongan en funcionamiento sin los profesionales necesarios.

Además, multitud de centros son muy antiguos y sus instalaciones impiden la habilitación de zonas limpias de COVID.

La no apertura de los SUAPs hace que se produzcan situaciones sorprendentes como que en algunos casos el SAMUR haya atendido en la calle, a las puertas de los SUAP, a los pacientes que van a estos centros.

Por todo ello, desde UGT exigimos un Plan para la REAPERTURA DE SERVICIOS DE URGENCIAS DE ATENCIÓN PRIMARIA (SUAP), que contemple la dotación de recursos humanos suficientes e instalaciones adecuadas.