Hay que recuperar derechos para mejorar la salud y reducir los accidentes laborales

Hoy se han dado a conocer las cifras oficiales del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo de siniestralidad laboral relativos al mes de marzo y referidos a la Comunidad Autónoma de Madrid.

De acuerdo con estos datos oficiales, vemos que se han producido un total de 8.436 accidentes laborales en el mes de marzo, lo que supone un aumento del 2% respecto al mismo mes de 2018, en el que produjeron 8.270 accidentes.

Susana Huertas Moya, Secretaria de Salud Laboral de UGT Madrid, ha manifestado que “continúan produciéndose un elevado número de accidentes laborales en nuestra Comunidad Autónoma y han aumentado en el mes de marzo”. “Las cifras, tras las que están personas y familias, obliga a reflexionar sobre las causas y las graves consecuencias de los accidentes laborales”. “La prevención de los riesgos laborales tiene que ser una prioridad en la toma de decisiones de los empresarios en lo relativo a sus proyectos empresariales en pro  de reducir a la mínima expresión, en número y gravedad, los accidentes laborales que se producen en nuestra Comunidad Autónoma.”

Aunque en marzo han disminuido los accidentes mortales y graves, este dato no resta lo doloroso y dramático que resulta el que dos trabajadores, que pertenecían al sector de servicios y por patologías no traumáticas, hayan perdido la vida en accidentes laborales. (En total, 16 fallecidos desde el comienzo de año).

A estas subidas, debemos añadir otro incremento más, el que se produce en el número total de accidentes leves en el periodo señalado, el mes de marzo. Un 2,1 %, 8.399 accidentes registrados frente a los 8.225 en marzo de 2018.

Por sectores económicos sigue siendo el de construcción el más castigado, así en el pasado mes de marzo, es el sector con más accidentes tanto leves, con una diferencia de un 28,54 % de subida respecto a 2018 como en accidentes graves, con una diferencia del 33,33 % respecto al mismo mes del 2018.

Las políticas preventivas que se están desarrollando en la Comunidad de Madrid, como es el V Plan Director en Prevención de Riesgos Laborales, en el que participamos los agentes sociales, es de suma importancia seguir  trabajando para reducir la siniestralidad laboral en nuestra Comunidad.

Por otra parte, tal y como señala  Susana Huertas Moya, “para la Unión General de Trabajadores sigue siendo una prioridad derogar la reforma laboral, porque es evidente que las condiciones laborales de la población asalariada han empeorado en los últimos años, y éstas tiene una incidencia directa en los niveles de calidad de la salud de los trabajadores y trabajadoras, por lo que vamos a seguir denunciando este deterioro y sus consecuencias.