Concentración por la muerte de un trabajador en Madrid

Jueves, 17 de octubre, a las 12 horas, en la Plaza de Cibeles de Madrid

CONCENTRACIÓN POR LA MUERTE DE UN TRABAJADOR EN MADRID

Ayer ha perdido la vida un trabajador en un accidente laboral ocurrido en la calle Gran Vía de Madrid. Un trabajador de la construcción, de 42 años, ha fallecido al precipitarse por el hueco del ascensor, desde la planta 6, en las obras que se están realizando en la Casa del Libro del centro de la Ciudad.

UGT Madrid y CCOO Madrid han convocado para hoy jueves, 17 de octubre, a las 12 horas en la Plaza de Cibeles, una concentración de protesta y consternación por la muerte de este trabajador.

De esta forma, UGT Madrid ha lamentado esta situación y ha pedido que se implanten "medidas suficientes" para prevenir la siniestralidad laboral, en concreto, en el ámbito de la construcción donde asegura que ha aumentado "de una manera intolerable".

"Es un sector en el que está incrementándose el número de accidentes laborales y desde luego se han duplicado los mortales", ha afirmado y ha añadido que son situaciones que hay que revertir con "medios y prevención".

En concreto, ha señalado que cuando se produce una caída por un hueco del ascensor, puede estar relacionado con una medida "vinculada a la sujeción", algo que se puede evitar con un arnés o una "línea de vida". "Eso es lo que realmente ha pasado, faltaba esa medida preventiva".

MANIFIESTO CONJUNTO CCOO Y UGT  17 de Octubre de 2019

Una vez más un accidente de trabajo le cuesta la vida a un trabajador en nuestra Comunidad, ayer 16 de octubre un trabajador de 42 años fallecía al caer por el hueco de un ascensor de un edificio en obras en la Gran Vía madrileña. Una vez más un trabajador pierde la vida en una maraña de subcontratas que  va diluyendo las medidas preventivas.
Queremos recordar también al trabajador que el lunes resulto herido muy grave al caer desde una altura de 9 metros cuando trabajaba en un edificio en construcción en el municipio de Tres Cantos.

CCOO y UGT de Madrid, queremos en primer lugar trasladar nuestro apoyo y solidaridad a la familia, amigos y compañeros de los trabajadores accidentados y decir  muy claro que en todos y cada uno de los accidentes vamos a estar al lado de las víctimas para exigir justicia, porque  son muertes que se habrían podido evitar.
A comienzos de semana desde ambos sindicatos alertábamos del rumbo de la siniestralidad en el sector de la construcción, donde los accidentes mortales se han duplicado este año, y hoy desgraciadamente la realidad nos da la razón.

Con esta nueva muerte son ya 53 las personas que han fallecido en nuestra Comunidad por accidentes de trabajo, cifra inasumible y que es el reflejo de unas condiciones de trabajo cada vez más precarias que hacen que el trabajo sea más inseguro, y específicamente en el sector de la construcción donde bajo el paraguas de la especulación todo vale, ritmos de trabajo frenéticos y la primacía de los plazos de entrega sobre la seguridad, pero también la irresponsabilidad empresarial en el incumplimiento sistemático de la ley y los abusos de la patronal en este sector, unido a una subcontratación muchas veces injustificada que impide una verdadera coordinación de actividades empresariales en materia preventiva, así como una alta rotación que dificultan la formación de trabajadores/as.

Para UGT y CCOO de Madrid la lucha contra estas realidades y la mejora de las condiciones de trabajo debe seguir siendo una prioridad, tal y como ya le  han trasladado a los nuevos responsables del gobierno regional y  exigen a los empresarios que cumplan con la ley y no pongan en riesgo la salud y la vida de los trabajadores y trabajadoras, y a la Inspección de Trabajo y a la Fiscalía, que persigan las prácticas irregulares y actúen con la máxima contundencia, asegurando una investigación exhaustiva de los delitos contra la salud y la vida de trabajadores y trabajadoras.

Es urgente derogar la reforma laboral y combatir las causa estructurales de la siniestralidad en las empresas, la temporalidad, la precariedad, la subcontratación, la debilidad de la negociación colectiva, y es obligado poner la salud y la seguridad de la población trabajadora como prioridad en los objetivos de las empresas y en las agendas de los políticos.

Y hoy, como siempre, queremos repetir que no es posible tener una sociedad decente si el trabajo no es digno, y el trabajo no puede ser digno si nos lleva a la muerte.