Aumentan un 12% las demandas por despido en la Comunidad de Madrid

AUMENTAN UN 12% LAS DEMANDAS POR DESPIDO EN LA COMUNIDAD DE MADRID

El número de demandas por despido en España en el primer semestre de 2019 ascendió a 57.632, lo que ha supuesto un incremento del 7,98% respecto al mismo periodo de 2018.

De ellas, 11.041 correspondieron a las demandas interpuestas en la Comunidad Autónoma de Madrid. Pero, a diferencia de lo ocurrido a nivel nacional, en nuestra Comunidad Autónoma, el incremento experimentado en estos seis primeros meses del año se dispara al 11,99% con respecto al mismo periodo de 2018 (9.859 demandas interpuestas).

La Comunidad de Madrid es donde más demandas de despido se han presentado. Por encima de Cataluña, con 10.822 y Andalucía, con 8.786.

Además, desde UGT Madrid señalamos que, en los juzgados de lo social se registraron en el primer semestre del año un total de 67.826 reclamaciones de cantidades, un 4,4% más que en 2018. De ellas, 12.988 se presentaron en Madrid, 10.069 en Andalucía con 10.069 y 7.398 en Cataluña.

La elevada judicialización, demandas por despido y reclamación de cantidades, informan de la precariedad existente en relación con los empleos y las condiciones de trabajo de los asalariados y asalariadas de la Comunidad de Madrid.

El fraude en la contratación temporal, la rotación excesiva y el peso de actividades estacionales atrapan a decenas de miles de madrileños entre el paro y la precariedad. El resultado es que con poco más de 500.000 empleos temporales, se firman en Madrid más de 2 millones de contratos cada año, de ellos el 83% temporales, y un tercio de estos trabajadores encadenan en la empresa dos o más contratos.

Desde UGT Madrid consideramos que es imprescindible recuperar los derechos que la reforma laboral ha arrebatado a la población trabajadora. Solo así podremos combatir la precariedad y caminar hacia un trabajo decente, con empleos de calidad que pongan fin a la pobreza de los trabajadores y trabajadoras y proteja su salud.

Y un dato más a tener en cuenta, en la Comunidad de Madrid el salario medio es de poco más de 2.000 euros. Una cifra que oculta la desigualdad salarial existente. Dos de cada diez trabajadores cobran menos de 1.000 euros, el 50% no llega a los 1.500, en una región que presenta costes muy elevados en algo tan básico como la vivienda o el transporte. Más de 360.000 personas que trabajan son pobres, lo que dibuja un escenario de clara emergencia social.  

El Sindicato considera que se tiene que derogar la reforma laboral de 2012, e intensificar la persecución a la contratación temporal y a tiempo parcial injustificadas, ya que éstas están conduciendo a la economía y la sociedad hacia un modelo de desarrollo desequilibrado, que impide la consolidación de la recuperación económica de las familias y de la economía en su conjunto.