1 de octubre Día internacional de las personas mayores

1 DE OCTUBRE DÍA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS ADULTAS MAYORES

Según datos del INE, una de cada cinco personas es mayor de 65 años, (el 19,07% de la población total), o lo que es lo mismo, 8.908.151 personas, de las que más del 57%, es decir, 5.068.440, son mujeres. De ellos más del 32% tenía 80 o más años (2.871.595), edad a partir de la cual es probable que aparezca alguna situación de dependencia”.

Las personas mayores de 65 años superan a las que se encuentran en edades comprendidas entre los 0 y los 14 años (7.392.864), un hecho que nunca se había dado en términos poblacionales. A 1 de enero de 2018, por cada niño entre 0 y 14 años había 1,2 personas mayores de 65 años” ha destacado.

El envejecimiento de la población se constituye como uno de los acontecimientos sociales de nuestra época y va a suponer un gran reto asegurar el bienestar y la calidad de vida de las personas mayores que, en 2033 el 25,2 % de la población superará los 65 años.

Para el Sindicato las políticas relacionadas con los mayores y con el envejecimiento activo deben estar como una prioridad en la agenda política, y tener su reflejo en el gasto social, incrementándose las partidas económicas para ofrecer una mejor cobertura a través de servicios y prestaciones públicas suficientes.

UGT señala como una de sus importantes reivindicaciones garantizar el poder adquisitivo de las personas mayores a través de sus pensiones así como desarrollar una política integral de protección y cobertura de sus necesidades.

Mejorar el bienestar, el buen trato y fortalecer y garantizar los derechos de las personas mayores y exigir medidas legales y económicas y bajo ningún concepto debemos permitir que gobiernos recorten los derechos conquistados.

Un día de celebración y un día de reivindicación y lucha de defensa del y mejora nuestro estado de bienestar.

UGT-Madrid reivindicamos:

  • Una merecida seguridad económica para las personas mayores a través del sistema público de pensiones, que derogue la Ley 23/2013 y una política que garantice, incremente y mantenga el sistema público de pensiones.
  • Una sanidad pública que dé respuesta a las necesidades de las personas mayores.
  • El cumplimiento y garantía de forma eficaz de la Ley de Dependencia.
  • Las medidas necesarias para combatir la soledad no deseada en los mayores, algo terrible y tremendamente injusto, después de toda una vida trabajo y esfuerzo.